Acto público en Vallecas de Red Roja, jueves 11S: Los llaman pro rrusos, son antifascistas

Informamos del siguiente acto en Vallecas

[Madrid] Acto público: Los llaman prorrusos, son antifascistas

11SvkUcrania.JPG
El próximo jueves 11 de septiembre a las 19 se realizará un acto que tratará la situación ucraniana.
Contaremos con Joaquín Rodríguez del Comité Euskal Herria-Donbass y con Alberto Cruz.

Joaquín Rodríguez. Nacido en la URSS en 1941; hijo de emigrantes políticos,comunistas combatientes de la República. Su padre fue teniente coronel del Ejercito Rojo,combatiente de la Gran Guerra Patria contra el nazismo alemán. Joaquín es militante comunista, afiliado al PCPE, y doctor-ingeniero en maquina-herramienta y procesos de corte. Desde el 1979 residente en el Estado Español y desde 1985 en el Pais Vasco.Ha estado en varias misiones de trabajo en Ucrania.

Alberto Cruz. Es experto en relaciones internacionales y en cuestiones geoestratégicas.

Además, proyectaremos una entrevista a los brigadistas españoles que han ido a luchar en Donestk.

Será en la Parroquia San Carlos Borromeno (Calle Perioncely nº2 [R] Entrevías (Vallekas).

Convoca Red Roja VK.

Ucrania masca la tragedia tras el golpe de Estado orquestado por el imperialismo de la Unión Europea. Inmediatamente, el nuevo gobierno títere firmaba un plan de ajuste estructural con el FMI. Para llevar adelante su golpe de Estado el “occidente democrático” no ha dudado en apoyarse en los neonazis ucranianos, dejando a su paso innumerables víctimas civiles. Mientras tanto, los medios de desinformación recuperan el viejo lema “Rusia es culpable”.

En su ciclo actual, el capitalismo, sistema ya en franca decadencia, no tiene más remedio que combinar la guerra social en el interior con la guerra imperialista en el exterior. La novedad es que Rusia, por primera vez desde la caída de la URSS, ha vuelto a marcar al fin sus líneas rojas. Por primera vez desde el final de la “Guerra Fría”, la OTAN se ha encontrado con un actor dispuesto a pararle los pies. La realidad es que Rusia, cercada por EE UU mediante el escudo antimisiles y rodeada de bases militares, no es “uno de los dos imperios en disputa colonial.” Es la víctima de una colonización que pretende despedazarla y sitiarla desde hace un siglo.

Lo que sucede en Ucrania no es una simple cuestión étnica o nacional. Asistimos a la rebelión de un pueblo que, sobre todo en el sureste y cada vez más en todo el país, se niega a reconocer a los fascistas instalados en Kiev mediante un golpe de Estado tramado por occidente. Y de un pueblo que se niega a desaparecer como país convirtiéndose en otra colonia del imperialismo estadounidense y europeo alemana bajo el señuelo de la integración en la UE. Los llaman prorrusos cuando son, simplemente, antiimperialistas y antifascistas.

Por eso queremos honrar con este acto a los que se baten en las calles ucranianas luchando contra el fascismo. A todos esos héroes desconocidos que dan la vida para poner un dique de contención frente a la barbarie de los nazis.

Ucrania masca la tragedia tras el golpe de Estado orquestado por el imperialismo de la Unión Europea. Inmediatamente, el nuevo gobierno títere firmaba un plan de ajuste estructural con el FMI. Para llevar adelante su golpe de Estado el “occidente democrático” no ha dudado en apoyarse en los neonazis ucranianos, dejando a su paso innumerables víctimas civiles. Mientras tanto, los medios de desinformación recuperan el viejo lema “Rusia es culpable”.

En su ciclo actual, el capitalismo, sistema ya en franca decadencia, no tiene más remedio que combinar la guerra social en el interior con la guerra imperialista en el exterior. La novedad es que Rusia, por primera vez desde la caída de la URSS, ha vuelto a marcar al fin sus líneas rojas. Por primera vez desde el final de la “Guerra Fría”, la OTAN se ha encontrado con un actor dispuesto a pararle los pies. La realidad es que Rusia, cercada por EE UU mediante el escudo antimisiles y rodeada de bases militares, no es “uno de los dos imperios en disputa colonial.” Es la víctima de una colonización que pretende despedazarla y sitiarla desde hace un siglo.

Lo que sucede en Ucrania no es una simple cuestión étnica o nacional. Asistimos a la rebelión de un pueblo que, sobre todo en el sureste y cada vez más en todo el país, se niega a reconocer a los fascistas instalados en Kiev mediante un golpe de Estado tramado por occidente. Y de un pueblo que se niega a desaparecer como país convirtiéndose en otra colonia del imperialismo estadounidense y europeo alemana bajo el señuelo de la integración en la UE. Los llaman prorrusos cuando son, simplemente, antiimperialistas y antifascistas.

Por eso queremos honrar con este acto a los que se baten en las calles ucranianas luchando contra el fascismo. A todos esos héroes desconocidos que dan la vida para poner un dique de contención frente a la barbarie de los nazis.

¡CONTRA LOS IMPERIALISMOS YANQUI Y EUROPEO!

¡NO PASARÁN!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s